Poliacetal ¿Qué es?

El poliacetal es conocido por sus siglas en ingles como “POM”, también lo podemos encontrar por el nombre o denominado como polioximetileno, poliformaldehido y acetal. Es un termoplástico de ingeniería sumamente cristalino, utilizado en gran parte en aplicaciones que necesitan alta carga mecánica como los frenos de seguridad, engranajes, dispositivos de manejos médicos, bandas transportadoras y sistemas de cierre.

El poliacetal o POM  es un material que posee un coeficiente de fricción sumamente bajo, este por lo general es muy sensible a la oxidación y para que no pase esto, se le suele añadir en mucho de los casos antioxidantes a los materiales que se utilizarán para la calidad de moldeo.

¿Qué métodos de moldeo se emplean en el poliacetal?

Los métodos de moldeo que son empleados con mayor frecuencia son el de extrusión y el de inyección. La aplicación más habitual que podemos visualizar a diario es el del moldeado por inyección, ya que los componentes técnicos que estos proporcionan son de alto rendimiento. El uso del mismo lo emplean mucho en los sectores de la electrónica y la automoción. El poliacetal por lo general es el adecuado o el indicado para ser aplicado en transportes que posean cargas pesadas, siempre y cuando se realice a temperaturas bajas.

Características del Poliacetal

El poliacetal posee características técnicas muy fáciles de transformar. Debido a esto en las industrias es considerado un material sumamente preciado y famoso conocido por las mismas como polímero técnico. Este es muy resistente a la hidrólisis, a bases fuertes y a la degradación causada por la oxidación térmica.

El poliacetal dispone y posee de una temperatura que se puede hacer uso de ella continuamente entre los -60°C a 100°C, a su vez este dispone también de un excelente comportamiento con respecto al desgaste y el deslizamiento.

Algunas características más relevantes que nos ofrece el poliacetal pueden ser las siguientes.

  • Este material se posee una elevada resistencia, dureza y estabilidad.
  • Esta cuenta también con una elevada resistencia a los cortes, abrasiones y a los impactos.
  • También cuenta con un bajo coeficiente de fricción.
  • Buenas propiedades y resultados en cuanto a eléctricas y dieléctricas.
  • Muy mínima o poca absorción de agua.
  • Una maravillosa resistencia química a las sustancias alcalinas y a las químicas.
  • Son muy fáciles de mecanizar.
  • Estabilidad dimensional excelente.
  • Este material se considera en ser uno de los más caros y resistentes del mercado.

¿Donde se aplica o se usa el poliacetal?

Las aplicaciones y usos de este material se puede implementar en:

  • Piezas y engranajes de maquinarias.
  • En llantas de patinetas o patines.
  • Asientos de válvulas.
  • En cuerpos de bombas.
  • En ruedas dentadas
  • Levas y cojinetes.

Reciclado del Poliacetal

El poliacetal o el POM a pesar de poseer el número 7 en la escala de reciclabilidad, este aunque no lo creas es 100% reciclable. Al ser un material reciclable este le ofrece a cualquier empresa o industria que la energía de sus residuos se pueda reciclar y recuperar en las instalaciones de incineración.

Las opciones para la recuperación o reciclabilidad de poliacetal para que sea adecuada deberán de depender de numerosas condiciones, bien sea legislación local, logística regional, instalación de clasificación y costos del reciclaje.

La forma de realizar el proceso de reciclado se podrá generar de cualquier forma, siempre y cuando cumpla con las condiciones establecidas. El proceso que se usa para el reciclado del poliacetal se hace mediante la “Quimiólisis”.

La Quimiolisis es un proceso químico que consiste en la aplicación de solvolíticos como el glicólisis, alcohólisis y la hidrólisis, al aplicar estos procesos los residuos del poliacetal se transformara en un nuevo material.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba